¿Vivir en el exterior?

2 octubre, 2014

Vivir en el exterior

Muchas son las razones por las que se desea vivir en el extranjero: oportunidades de estudio, empleo, devengar mejor, conocer otras culturas, por nombrar algunas de las expectativas. Sin embargo, existen otros factores que no serán del todo alentadores al momento de querer cruzar el río.

Cuando se quiere expandir los horizontes, se debe tener muy claro las ventajas y desventajas de esta nueva etapa. Es recomendable analizar la situación una y otra vez con cautela antes de querer conquistar las nuevas tierras sin planificar todos los detalles.

-El contraste cultural: Si desea comenzar de cero, debe cultivar su tolerancia y gusto por las nuevas culturas y sociedades. El proceso de adaptación no es sencillo. El clima, el idioma, la sociedad, la manera de trabajar, de comportarse… todo es determinante. Lo importante es estar dispuesto a ceder y querer apreciar las diferencias entre unos y otros.

-La sensación de apego: La nostalgia muchas veces es la protagonista en los nuevos expatriados. Asimilar esta situación toma varios años de adaptación, la sensación de soledad y distancia dependerá de la madurez y lo mentalmente preparado  esté la persona. Si la familia o amigos pueden viajar a su destino, usted sentirá el confort de estar acompañado de los suyos una vez más. Se recomienda socializar y valorar las relaciones actuales que está creando y abrirse ante los cambios.

-El poder del idioma: Es recomendable que conozca el idioma oficial del lugar dónde desea vivir. La palabra es uno de los medios de comunicación más importantes y necesarios del hombre, permanecer mucho tiempo sin conversar puede ser abrumador para algunos. Realice un curso de idiomas y manéjelo con propiedad. Otra opción consiste en aprender el idioma de inmediato. Considere las diferencias entre dialectos o modismos de la misma lengua. Evite cometer errores y como siempre… ¡El diccionario de bolsillo no falla!

-La distancia conveniente: Acostumbrado al antiguo país, la manera en movilizarse ha de cambiar. Cuando desee movilizar sus bienes, debe saber que la ubicación de su nuevo país del natal influirá en los costos y en el tiempo de recepción de los mismos. Es necesario considerar estos aspectos por más que el lugar sea paradisíaco y acogedor.

-Nueva vida, nuevo empleo: Cuando nos enfrentamos a la búsqueda de un trabajo se debe conocer e investigar cómo se hacen las cosas en el nuevo país desde el tipo de vestimenta, colores del atuendo hasta el diseño de la síntesis curricular. Lo importante consiste en que se prepare lo mejor posible y pueda ofrecer un servicio que nadie maneje como usted, podría sorprenderse con las ofertas futuras.

Cuando emprenda nuevos retos lo importante es aprender de la experiencia. La idea de vivir en el exterior es seductora pero antes de dejarse encantar, debe ser práctico y consciente de la realidad.

Si considera que vivir en otro país es un gran paso… le recomendamos leer nuestra nota: Quiero estudiar en el extranjero y decida qué desea emprender, tal vez estudie y al culminar, deba mudarse por su nueva oferta laboral.