Sistema de guías regirá el comercio de todos los bienes

22 agosto, 2014

comida

Este viernes conindustria señalo que el Ejecutivo no corrige las causas de la crisis económica. 

El presidente de la República anunció la extensión del sistema de guías de movilización para todos los productos que se comercializan en el mercado.

“Vamos a establecer un sistema guía de referencia igual al sistema llamado el SADA (…) El SADA es un sistema para controlar alimentos, los que se producen, dónde se distribuyen, dónde se venden, los que se traen del exterior a qué puerto llegan, dónde se almacenan y luego dónde se almacenan y luego dónde se venden, un sistema igual para todos los productos e insumos que se mueven en la economía del país”, dijo Nicolás Maduro el miércoles.

Se trata de extender el Sistema Integral de Control Agroalimentario (SICA), instrumentado por el SADA desde hace años en el sector alimentos, a otras áreas de la economía. “El viernes daré detalles de cómo se va a establecer, son sistemas necesarios, el que no la debe no la teme”, agregó el jefe de Estado.

Andrés Eloy Méndez, Superintendente de Precios Justos, confirmó la medida y detalló algunos de los productos que estarán regidos por el esquema de control. “Lo estamos haciendo muy rápido con los de higiene personal, cemento y cabilla, con los medicamentos, los alimentos, los lubricantes para que todo tenga su guía para poder tener un mapa de mercancías en el país: dónde está la mercancía, por dónde va y evitar el contrabando de extracción y evitar el bachaqueo”, dijo durante una inspección al hipermercado Makro, ubicado en La Yaguara.

En el sector empresarial aseguran que una decisión de ese tipo aumentará las “trabas burocráticas”, pero no resolverá el problema de la escasez. “Eso no va a resolver el problema, siguen trabajando sobre los efectos y no las causas de los problemas económicos”, afirmó Eduardo Garmendia, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria).

Los resultados apuntan hacia ello. El propio Ejecutivo nacional ha reconocido el repunte del contrabando hasta el punto de que por esa vía se va entre 30% y 40% de bienes que son para el mercado local, especialmente en alimentos, medicamentos y combustible. Pero precisamente, los alimentos -a través del SICA- y las medicinas a con el Sistema Integral de Control de Medicamentos (SICM) son los rubros que desde hace años están sujetos a las guías de movilización.

“No hay un alimento, ni un medicamento que no se mueva sin las guías del Gobierno, el control lo tiene el Gobierno pero hay extracción”, sostuvo Garmendia.

Recordó que en las reuniones con el Ejecutivo nacional han alertado los efectos negativos que ha tenido la burocracia y lamentó que el Gobierno insista en esa vía.

“Desde el punto de vista económico se lo hemos explicado muchas veces, pero pareciera que hay un problema político por el cual no se toman las decisiones”, señaló el presidente de Conindustria.

Para las empresas dedicadas a la producción y comercialización de alimentos o medicamentos, el sistema de guías representa un trámite más para poder operar con normalidad. Por ejemplo, Alimentos Polar tramitó 24.808 guías de movilización entre la quincena del 19 de mayo y el 1 de junio de este año, según el reporte que elabora la compañía.

“Durante esta quincena, con un total de 1.062 guías que presentaron retrasos en la aprobación y 176 guías que fueron rechazadas, lo que demoró la salida de los despachos en más de 2.371 horas”, se lee en el informe publicado en la página web de la empresa. Se precisa, incluso, que “persisten los rechazos en las guías destinadas a los estados fronterizos donde el porcentaje de devoluciones supera el promedio nacional”.

Vienen las captahuella

El presidente de la República también informó el pasado miércoles que instalarán máquinas captahuella en todos los supermercados. “Está ya dada la orden para que, a través de la Superintendencia de Precios, se proceda al establecimiento del sistema biométrico en todos los establecimientos y redes de las cadenas distribuidoras y comerciales de la República”.

Para la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), esa decisión debe reconsiderarse ya que no resolverá el problema de la escasez. “No creo que sea la más adecuada, aquí lo que tenemos es un problema de abastecimiento intermitente (…) Que piensen esto bien, soluciones de fondo es lo que necesita el país”, declaró a Unión Radio Roberto León Parilli, presidente de Anauco. 

Ricardo Sanguino, presidente de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional, negó que se trate de un mecanismo de racionamiento. “Ya nosotros en la frontera tenemos sistemas, como el chip de gasolina. Eso no tiene que ver con racionamiento, eso no tiene nada que ver con modalidad cubana. Simplemente el Estado debe garantizarle el acceso a la población venezolana de los bienes esenciales”.

El Superintendente de Precios Justos defendió la idea, ya que permitirá “verificar” la cantidad de productos que adquiere cada persona. “El 30 de noviembre deben tener todos los supermercados e hipermercados del país un captahuellas que permita verificar la cantidad de compra y con esto una justa distribución de la compra a la familia venezolana”.

Información de El Universal