Industria del vestido afectada por falta de divisas

20 agosto, 2014

industriaves

La Cámara Venezolana de la Industria del Vestido informó que la producción de uniformes se encuentra comprometida, al igual que la confección en general y que muchas pequeñas y medianas empresas del ramo podrían cerrar sus puertas en diciembre.

 La industria nacional del vestido está siendo afectada por el retraso en la asignación de divisas y declaran como perdida la mejor época del año para la venta de sus productos.

La falta de divisas y de materia prima se ha vuelto el principal problema que enfrentan las empresas de este sector. Mariela Osorio, directora ejecutiva de la Cámara Venezolana de la Industria del Vestido, señaló en una entrevista radial que la mercancía que llegue ya servirá para la producción del año que viene y en cantidades reducidas.

Explicó que la producción de uniformes escolares se encuentra comprometida, al igual que la confección en general y que muchas pequeñas y medianas empresas del ramo podrían cerrar sus puertas en el mes de diciembre, según reseñó Globovisión.

Precisó que la deuda de Cencoex con el sector ascendía a 18 millones de dólares en el primer semestre de este año, de cuyo monto solo había cancelado el 20%. Osorio dijo que los proveedores de las materias primas ya no aceptan el esquema de Cencoex y ahora exigen el pago por adelantado para despachar los insumos.

Esta semana el presidente de la Asociación Textil Venezolana, David Fihman, indicó que las empresas que integran el organismo que preside no están produciendo debido a la falta de divisas. Confía en que a través de todas las gestiones que desde su despacho se han realizado, la industria textil obtenga las divisas que requiere para reiniciar las operaciones.

Explicaba que aunque Cencoex ya había autorizado las divisas, aún no tenían los códigos de reembolso que son indispensables para solicitar al BCV la liquidación. A su juicio, el Sicad I está siendo mal utilizado pues se les asignan divisas a importadores para traer el producto final y se deja de lado a las industrias que requieren materia prima.

Información de El Universal