Cavidea requiere prórroga para cumplir con marcaje de precios

12 diciembre, 2014

alimentos (1)

Los industriales de alimentos solicitaron al Vicepresidente para la Seguridad y Soberanía Agroalimentaria, Yván Gil, una prórroga que les permita adecuar las líneas de producción y aprovisionarse con las cantidades necesarias de tinta para cumplir con el marcaje obligatorio de precios en los empaques a partir del 24 del mes en curso.

“La industria requiere un plazo razonable para preparse y cumplir con todos los requerimientos técnicos necesarios para acatar la providencia”, señaló el presidente ejecutivo de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos –Cavidea- Juvenal Arveláez. “La mayoría de las empresas no está preparada desde el punto de vista técnico para cumplir con esta obligación en el lapso establecido”, explicó.

Para proceder al marcaje, las empresas requieren equipos e insumos, entre ellos impresoras de inyección, validadoras, tintas y solventes que actualmente no están instalados en muchas líneas de producción, o no cumplen con las especificaciones, y tampoco se encuentran disponibles en el mercado local, por lo que se requiere su importación. Las exigencias de marcaje incluidas en la providencia aumentan en 140% la necesidad actual de tinta.

“No existe en el país inventario suficiente de tintas ni dispositivos de marcaje, y no dan los tiempos para proceder a importarlos, pues legalmente se exige una permisología especial para estas sustancias químicas, además del tiempo que toman los trámites de importación. Todo esto hace que sea imposible cumplir con la fecha estipulada”, señaló Arveláez.

“Esto sin tomar en cuenta que la taquilla única del Ministerio de Industria, donde se obtiene el primer documento necesario para concretar la importación, estará operativa sólo hasta el 12 de diciembre, y que el personal de los fabricantes en el exterior toma vacaciones en esta época”, agregó.

Los industriales se encuentran en la actualidad evaluando otros impactos de la medida, como la posible disminución de la producción en algunas líneas debido a la reducción de la velocidad que se ocasiona por la instalación de los equipos para el marcaje. “Estamos evaluando este impacto”, explicó Arveláez.

Según el directivo, la industria de alimentos mantiene absoluta disposición de cumplir con el marcaje de precios. “Sin embargo, el plazo concedido para completar los aspectos antes mencionados, hacen que sea materialmente imposible cumplir a tiempo”, explicó.

Información de Unión Radio