Consejos para comprar un carro usado

17 noviembre, 2014

TENER TU CARRO ES POSIBLE

Una de las necesidades más demandadas hoy en día, es tener un vehículo propio. No importa si es nuevo o usado, lo importante es adquirirlo. A pesar de los altos costos de los vehículos, vale acotar que nada es imposible y con mucho esfuerzo, la oportunidad que tanto deseamos, se materializará.

Adquirir un vehículo

Las facilidades de tener un auto son muchas, sin embargo hay que tener en cuenta ciertos aspectos para estar conscientes de la gran responsabilidad que asumiremos al tenerlo. A continuación, disponemos de diversos consejos que serán de gran ayuda al momento de comprar un carro usado:

1) Sea racional: Antes de comprar globos y pensar en la celebración haber obtenido este gran logro… piense en frío y detalle los pros y contras de la situación, ¿será este el vehículo que necesito?, ¿es asequible o necesita arreglos? Una vez, haya respondido estas interrogantes, ármese de valor y decida qué quiere hacer.

2) Carro es carro: Cuando se es dueño de un vehículo usado existe la posibilidad de que éste se averíe. Entonces, ¿cuenta usted con dinero extra para saldar este evento? Piense con cautela y si opta por adquirirlo, entonces tenga “un gran colchón”.

3) El gran “Todo está bien”: La frase más trillada y empleada por predadores vendedores de auto, “El carrito está en perfectas condiciones…”. Muchas personas indican que la propiedad está bajo control pero resulta que tiene muchos detallitos, que luego le costarán caro. Cuando vaya a ver el carro, invite a un mecánico de confianza o a un amigo que conozca con el propósito de comprobar el estado del motor, el aire acondicionado, el aceite, los añillos del pistón, entre otros.

4) Realice la compra durante el día: Las horas de la mañana es ideal para observar un automóvil, debido a que hasta el más mínimo detalle externo ¡Saldrá a la luz!

5) Nuestro amigo el aceite: Preste mucha atención cuando observe el motor, detalle que no esté perdiendo aceite ni agua.

6) Los demás juguetes: Las luces, asientos, pintura, frenos y demás… puede elegirlo usted mismo, al final es usted quien elegirá. Es recomendable hacer una lista de las ventajas y las desventajas de todos los aspectos. Piénselo, coméntelo con su mecánico y decida.

Tener un vehículo es una inversión, existen muchos casos que el comprador queda satisfecho con su nueva adquisición y después de un par de meses, luego de los cambios, lo revende y gana más dinero por el auto, ¿Podría ser su caso, qué le parece?